Siete estados han aprobado la legislación que reconocía oficialmente a las compañías con conciencia.