Diputados Felipe Kast y Maya Fernández presentan proyecto de ley para la formación de Empresas de Beneficio e Interés Colectivo

Movimiento B

Nuestras Redes

Diputados Felipe Kast y Maya Fernández presentan proyecto de ley para la formación de Empresas de Beneficio e Interés Colectivo

Los diputados Felipe Kast y Maya Fernández, firmaron a finales de mayo un proyecto de ley para la creación de las Sociedades de Beneficio e Interés Colectivo (Sociedades BIC), que busca reconocer a las empresas que generan impactos positivos tanto sociales como medioambientales, y que a su vez buscan resguardar y comprometer legalmente su propósito, con el fin de otorgarles una nueva figura legal que reconozca este aporte.

Durante la presentación, en la que también estuvieron presente la Presidenta de la Asociación de Emprendedores de Chile (Asech), Alejandra Mustakis, y representantes de Empresas B, el diputado Kast señaló que “existe una nueva forma de empresas, que no solo buscan su propio beneficio sino que demuestran una preocupación por el medioambiente, por el bienestar laboral de sus trabajadores”, y añadió que “por lo mismo, este nuevo estatuto que presentamos a través de esta iniciativa le da certeza jurídica a todos estos emprendedores sociales que hoy día no tienen un parámetro que les permita a sus inversionistas promover este nuevo tipo de empresas”.

En esta línea, la diputada Fernández afirmó que “venimos trabajando ya dos años con este proyecto de ley, de mano de las empresas y también con el ejecutivo. Hay que apoyar un cambio en el paradigma porque siempre se asocia a las empresas tan solo con el lucro y aquí hay empresas que están preocupadas de los temas sociales y medioambientales, del comercio justo, y eso hay que relevarlo”.

Por su parte, Alejandra Mustakis destacó que “esta iniciativa se construyó con mucho cariño, pero de la forma más espontánea. Nació en la conversación de una mesa de trabajo junto a los emprendedores. Porque en general alguien que busca un sueño, no se queda con la simple sensación de lucrar, sino que quiere ser un real beneficio y una real marca social”

En representación de las Empresas B, Josefa Monge, abogada y directora de dos de estas empresas, destacó el carácter transversal de esta iniciativa, “no está en el espíritu el conseguir beneficios, sino una certeza jurídica para operar con triple impacto (económico, social y ambiental) y ponerle nombre a esta tendencia global de producir impacto positivo, usando a los negocios como una fuerza de cambio, protegiendo su propósito más allá de los administradores o propietarios de turno. Es un primer paso para una conversación más profunda sobre la manera en que vemos a la empresa y su rol en la sociedad”.

Durante dos años, el Ministerio de Economía junto a los diputados Maya Fernández y Felipe Kast, y organizaciones como Asech y Sistema B, han estado trabajando en este proyecto de ley que busca reconocer a las empresas con fines de lucro que declaran un propósito más allá de la rentabilidad, a diferencia de la ley de sociedades anónimas que exige la persecución del lucro como lo esencial.

Este proyecto además se hace cargo de una tendencia creciente en los emprendimientos en Chile y en el mundo, y está en línea con los proyectos presentados recientemente en Argentina y Colombia, entre otros países.

Por último, el Director de Sistema B Internacional, Juan Pablo Larenas, destacó también la importancia de este proyecto: “estamos siendo testigos de un movimiento de miles de empresas que desde la práctica están demostrando que se puede generar un triple impacto. Un proyecto de ley como éste reconoce y valida el modelo de estas empresas, les entrega mayor consistencia y también es una invitación abierta a que miles de otras empresas se sumen”.