Firmas B se duplican en tres años y Chile lidera en la región

Movimiento B

Nuestras Redes Sociales

Firmas B se duplican en tres años y Chile lidera en la región

Alfredo Moreno destacó el logro y la oportunidad que implica esta forma de hacer negocios para quienes la aplican.

Si en 2014 Chile tenía inscritas 65 empresas B -aquellas certificadas por su impacto positivo a nivel económico, social o ambiental-, hoy ese número alcanza las 120. Entre ellas, por ejemplo, se encuentran Natura, Patagonia, Cerveza Guayacán, Pegas con Sentido, Parque del Recuerdo, iF y Buin Zoo.

Con esta tendencia, el país mantiene su supremacía en la región, ya que en Latinoamérica el número total de estas firmas son alrededor de 320, con lo que el país concentrarías más de un tercio de estas empresas. “Es impresionante ver cómo ha crecido el Movimiento B, y Chile hoy es uno de los países líderes en América Latina. Son cada vez más las personas que están buscando cambiar los paradigmas tradicionales”, explicó Juan Pablo Larenas, cofundador y director ejecutivo de Sistema B Internacional. Esto, en el marco de la semana de las empresas B -que culmina mañana-, donde se realiza un seguimiento de cómo ha crecido esta red a nivel mundial, ya que hoy superan las 2.300 marcas.

En la misma línea, el presidente de la Confederación de la Producción y del Comercio (CPC), Alfredo Moreno, afirmó que “las empresas B en Chile han tenido un crecimiento muy por encima de los otros lugares y yo creo que lo refleja el empuje de quienes dirigen esto en el país”. Añadió que “pienso que es una herramienta muy positiva, muy útil y que muchas empresas van a poder usar. Me parece que estar consciente de cuáles son los impactos ayuda, informa, permite gestionar mejor la compañía, posibilita rectificar errores si los hay y permite tener nuevas iniciativas positivas”.

Solo Estados Unidos tiene más de 1.000 empresas de este tipo, lo que lo convierte en el líder mundial -con casi el 50% de la cuota-. Pese a su posición en la región, Chile bajó, en estos tres años, desde el puesto tres al seis a nivel mundial. No obstante, sigue teniendo un índice de empresas B per cápita más alto que el de muchos países desarrollados.

Fuente: El Mercurio.