Promueven concepto de “Empresas B” para dar solución a problemas sociales

Movimiento B

Nuestras Redes

Promueven concepto de “Empresas B” para dar solución a problemas sociales

El “Sistema B” implementado en determinadas compañías nacionales y del exterior viene instalando un nuevo concepto de rentabilidad y responsabilidad empresarial. ¿De qué se trata? El cofundador de Sistema B Internacional, Pedro Tarak, estuvo por el país y explicó los alcances que tiene este modelo que ayuda reconstruir comunidades y protege el medio ambiente a través de acciones e ideas ejecutadas por el sector privado.

“Una Empresa B es aquella que combina el lucro con la solución de problemas sociales y ambientales aspirando a ser la mejor para el mundo”, es lo que señala la página de este movimiento internacional que arribó a Paraguay oficialmente en el 2015 con la primera firma certificada, en este caso, Kóga. Para ahondar sobre el tema, ABC Color conversó con Pedro Tarak, argentino, cofundador de Sistema B Internacional, quien resaltó la importancia de aplicar este nuevo concepto de economía sustentable que promueve una nueva identidad de mercado, con pilares directamente relacionados a las soluciones colectivas.

¿Qué hacen? Una Empresa B crea valor social y ambiental con un sistema de transparencia y gobernanza y al mismo tiempo gana dinero. “El propósito de estas empresas está en introducir esta idea al corazón del negocio, e inclusive hacerlo parte del estatuto”, menciona el profesional, quien agrega que cada empresa define qué objetivo llevará adelante.

Algunos de los casos 

El especialista mencionó varios casos de éxito y con impacto de empresas que instalaron una nueva forma de trabajo, proponiéndose metas económicas y logros sociales al mismo tiempo. “Xinca”, de Mendoza, es una de ellas, que fabrica calzados teniendo como materia prima prendas de vestir reutilizadas y otros elementos reciclados.

También comentó la experiencia de la empresa de bebidas “Guayakí”, en la cual es accionista. Dicha compañía tiene como misión la regeneración de la selva misionera y para alcanzarla adquieren la yerba mate en hojas de árboles en pie (sin necesidad de cortar los palos) de los Aché Guayakí y otras comunidades, con un pago que oscila entre el 40% y el 60% por encima del valor del mercado.

Con esto, mantienen el bosque, logran que las comunidades se desarrollen y tengan una fuente de ingreso digna trabajando con base en su cultura y en su propio ecosistema. “El argumento siempre es alimentar al mundo, pero hay que entender que primero se debe alimentar la tierra para seguir alimentando a largo plazo”, expresa.

Resalta que actualmente existen 2.060 empresas B distribuidas en 51 países, con 130 rubros, y que cada vez más emprendimientos están apostando a transformarse y generar cambios en la sociedad desde donde están y con lo que producen. “Hay una facturación colectiva que supera los 60.000 millones de dólares desde su impulso”, afirma Tarak.

Alega que tanto las ONG como las políticas públicas ya no son suficientes para dar frente a los problemas sociales, de allí la importancia de que las empresas sean directamente partícipes del cambio social, económico y ambiental.

“No puede observarse al empresariado como el causante de los problemas, al contrario, deben ser lo que aporten soluciones”, subraya el empresario. Tarak es uno de los expositores que fue confirmado para el evento “Gramo Fest” que finalmente fue suspendido el fin de semana en Asunción.

Son cinco en el Paraguay

Hasta el momento, son cinco las empresas certificadas como “B” en el país, que son Koga, que trabaja en el desarrollo de emprendimientos con impacto; la firma Vertical, que está en el rubro de seguridad en obra; Nexoos, una plataforma que conecta a inversores con pymes y promueve créditos blandos; Sinergia Positiva, una consultora de RR.HH. que tiene como adicional el trabajo con comunidades indígenas de Caaguazú, y, por último Eneache, una firma de confecciones que capta a madres solteras.

En la actualidad, unas 80 empresas están pasando por el proceso de certificación, mencionó Bruno Defelippe, ejecutivo de Koga Impact Lab.

 

Abc.com, Abril 2017