Qero Ecovasos (Argentina)

Movimiento B

Nuestras Redes Sociales

Qero Ecovasos (Argentina)

Web | English ProfileFacebook | Instagram | Twitter

 


¿Cuál es el problema que busca resolver tu Empresa relacionado a problemáticas país?

El uso de vasos descartables en eventos, empresas y todo tipo de instituciones públicas o privadas genera una enorme cantidad de residuos que ocasionan 2 grandes problemas: primero, estos residuos rara vez son tratados responsablemente y terminan en rellenos sanitarios o diseminados por el terreno donde tardan hasta 300 años en degradarse; segundo, el uso de productos descartables genera un hábito nocivo de usar y tirar, que se traslada a todos los ámbitos de consumo. Se estima que más de 9 mil millones de vasos descartables se consumen cada año entre Argentina, Chile y Uruguay (25 millones diarios).

¿Cómo lo resuelve?: Productos y servicios que comercializa y/o políticas y prácticas destacadas.

Qero reemplaza por completo el uso de vasos descartables por vasos reutilizables, y proveé un servicio integral de producción y personalización, logística, lavado y secado in situ si es necesario. En sus primeros 4 años de vida, ha conseguido evitar el uso de 50 millones de vasos descartables, lo que equivale a 800 toneladas de residuos plásticos o 50.000 contenedores grandes repletos de vasos vasos descartables.

¿Qué es lo que más te enorgullece de tu Empresa?

Nos enorgullece la posibilidad de transmitir un mensaje sustentable a miles de personas y de generar un cambio en sus hábitos de consumo, que en el largo plazo contribuya a generar un cambio cultural. Un ejemplo que nos motiva mucho es nuestra primera experiencia en un megafestival: durante 12 años se habían utilizado vasos descartables y habían decidido dejar de usar tachos de basura porque rebalsaban permanentemente. Cuando realizamos la primera implementación, una de las preguntas más recurrentes del público en los puestos de información era dónde estaban los tachos de basura. Como no había vasos tirados en el piso, la gente quería cuidar el lugar. ¡La sustentabilidad contagia!