Siguiendo a Río y Santiago, Mendoza quiere ser +B

Movimiento B

Nuestras Redes Sociales

Siguiendo a Río y Santiago, Mendoza quiere ser +B

Lanzó una convocatoria para empresas para que midan su impacto social y medioambiental. La agenda de trabajo.

Mendoza quiere ser una Ciudad +B y ya está en carrera para lograrlo. Ante un auditorio desbordado de gente en la Nave Universitaria, el Gobierno de Mendoza a través de la Dirección de Innovación y Desarrollo Económico del Ministerio de Economía lanzó una convocatoria a empresas para que se sumen a esta nueva forma de pensar y hacer negocios de una forma más interconectada, horizontal y sustentable.

En los próximos tres meses, las empresas interesadas van a poder sumarse y tener acceso a una plataforma donde poder medir su impacto social y medioambiental con el objetivo de calificar como Empresa +B, explicó María Paz Goméz Centurión, coordinadora de la iniciativa MZA+B.

“Buscamos una iniciativa superadora y MZA+B quiere posicionarse como un ámbito que catalice y potencie las cosas que ya se están haciendo en Mendoza, ya que hasta ahora no hay un espacio de articulación y contacto”, admite María Paz Gómez Centurión.

Con esta iniciativa, Mendoza se pone a la vanguardia a nivel país y se instala al nivel de grandes y reconocidas ciudades de Latinoamérica como Rio de Janeiro y Santiago de Chile, dos jurisdicciones que ya trabajan bajo los parámetros de Ciudades+B.

En el caso puntual de Mendoza, es el Gobierno provincial el que toma la iniciativa con el objetivo de generar un entorno favorable donde empresas, organizaciones civiles, cámaras empresarias y universidades puedan medir y gestionar su impacto socio-ambiental. Y en el caso puntual de la provincia, a la categorización +B que rige a nivel internacional le agrega temas de interés estratégico para Mendoza como son el agua, la eficiencia energética, los residuos urbanos y la inclusión social. Para ello, desde Mza+B también se proponen realizar talleres de capacitación y formación para empresas e interesados sobre estos temas estratégicos que luego se medirán entre todas las empresas que buscan ser +B.

Tanto Sistema B y  como las empresas de triple impacto, apunta a “una economía que pueda crear valor integral para nuestro ecosistema, promoviendo formas de organización económica que puedan ser medidas desde el bienestar de las personas, las sociedades y la Tierra, de forma simultánea y con consideraciones de corto y largo plazo. Desde su creación en abril del 2012, ya existe una comunidad de más de 300 Empresas B en Latinoamérica (en Mendoza hay 6 empresas +B como son Dolium, Sílice, La Marchigiana, entre otras), que dan el ejemplo real de que es posible concretar esta visión en los negocios incluso desde los acuerdos de los mismos accionistas y que juntas facturan más de 5.000 millones de dólares anuales; impulsan proyectos legislativos para crear una nueva opción societaria comercial; introducen estas nuevas opciones empresarias en la educación universitaria; y llevan esta misma conversación a parques públicos y festivales musicales, para que sea tema de cientos de miles de personas”.

A nivel gobierno provincial, en tanto buscarán que más empresas se sumen a Sistema B para lo que adelantaron que habrá beneficios fiscales que ya están contemplados en el proyecto de Ley de Avalúo y Fiscal 2018, al tiempo que en los nuevos programas de apoyo a emprendedores para calificar y acceder a beneficios se medirá el impacto de cada una de estas empresas y proyectos, explicó Guillermo Cruz, subsecretario de Industria y Comercio (En la foto).